fbpx

Así fue la primera versión de Word, te sorprenderás.

Cuando Word debutó en 1983, lo hizo bajo un contexto y un estilo un poco distinto. De partida, no se llama Microsoft Word como lo conocemos ahora, sino Multi-Tool Word. Tampoco se lanzó para Windows o MS-DOS, sino para el sistema operativo Xenix. Y en sus comienzos, Microsoft diseñó un mouse específicamente para el procesador de texto.

37 años más tarde, Word es una de las herramientas más utilizadas por cualquiera que haga algún tipo de trabajo en un computador. Pero Word 1.0, lanzado en 1983, fue una novedad aun cuando ya había otro procesador de texto en el mercado que gozaba de cierta popularidad (WordStar). La primera versión de Word tenía soporte para mouse, a diferencia de la gran mayoría de programas para MS-DOS, y permitía formatear el texto en negrita, itálica o subrayado, además de incluir la opción de deshacer. Sí, el concepto detrás del famoso ctrl + z ya existía en ese entonces.

La primera versión de Word fue obra de dos programadores de Xerox, Richard Brodie y Charles Simonyi, que posteriormente pasaron a las filas de Microsoft. Y estaba construida bajo el formato WYSIWYG, siglas en inglés de Lo que ves es lo que obtienes y que significaba, básicamente, que el documento final e impreso iba a ser tal y como se veía en la pantalla del computador.

Esa primera versión de Word llegó a costa la friolera de $500 dólares y se distribuía en discos de 5 1/4 pulgadas (aquellos con un gran orificio en el centro). Como era costumbre en una época pre internet, las revistas de la época incluían versiones demo para que la gente se interesara en el producto. Sin embargo, en 1983 Word no cautivó el interés de los usuarios porque, más allá del soporte para mouse, los procesadores de texto que había en el mercado eran mejores.

Pese a lo anterior, Microsoft es una compañía cuyo éxito, desde sus inicios, ha estado en iterar y mejorar su software. Word no escapó a aquello y luego de la primera versión, se fueron introduciendo mejoras de manera constante. Si bien Word 1.1 y 2.0 no fueron especialmente populares, sí pavimentaron el camino para lo que ocurriría con Word 3.0 en 1986, cuando el procesador de texto empezó a despegar y dejar atrás a su competencia.

Es interesante la historia de Word en el sentido de que su primera versión tuvo una recepción no muy cálida y luego, décadas después, las subsiguientes versiones sentaron un precedente sobre cómo debían ser los procesadores de texto. Sin ir más lejos, el procesador web de Google está muy inspirado en Word y qué decir de lo que ocurrió dentro de la misma Microsoft, que diseño una suite de programas de oficina alrededor de la idea de Word.

A modo de cierre, es bueno agregar que quienes quieran probar esas primeras, extrañas y poco amigables versiones de Word, pueden descargar los archivos necesarios del sitio WinWorld. En particular, Word 1.0 para Windows tiene un tamaño de apenas 2.2 Mb, que supera por mucho a los 1.2 Mb de capacidad de los discos en los que se distribuía la demo.

Joselo

Marketing Digital, Publicidad, Diseño, Edición de vídeos, creación de página web, soporte para transmisiones en vivo.

Ver todas las entradas de Joselo →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Desarrollado por Joselo
Hola 👋🏻
¿En que puedo ayudarte?